¿Nutres a tus hijos, o solo los alimentas?

“¿Nutres a tus hijos o solo los alimentas?”

 

La sanidad británica lo tiene claro, “Public Health England urging parents to take tougher line on sweets, cakes and fizzy drinks between meals to stem obesity crisis”, (“la sanidad publica Inglesa urge a los padres a ser más estrictos respecto al consumo de dulces, bizcochos y refrescos entre las comidas con el fin de sostener la crisis de obesidad”) publica el periódico “The guardian” en su versión digital, y les piden que limiten a dos snacks dulces al día, pues comentan que un tercio de los niños ingleses consumen más de cuatro snacks al día, lo que está incrementando notablemente los casos de obesidad infantil en el Reino Unido.

Y ustedes pensarán- “En España eso no sucede, pues somos afortunados de tener una estupenda dieta mediterránea”, y es cierto, pero se nos está olvidando, por ello les propongo que hagan una pequeña labor de observación de su entorno y empiecen a anotar mentalmente cuantos de los niños que conocen tienen una dieta mediterránea suficientemente variada.

Empiecen por recordar la última reunión familiar, en la que seguramente exista una representación variada de miembros de la familia de todas las edades, recuerden que comieron los más pequeños, sin miedo a equivocarme, los niños comerían, macarrones con tomate, salchichas, arroz con huevos o un poco de jamón serrano, un filete y de postre helado, natillas o yogur (sin trozos de fruta, porque el niño vomita si detecta cualquier tropezón en el yogur) y con este panorama, ¿creen que los niños están comiendo una saludable dieta mediterránea?, pues no es nada saludable lo que los progenitores hacen por sus hijos, y la escusa más popular es decir “es que no come de nada, y mira que lo intento..” y yo muchas veces pienso, ¿cuánto lo has intentado? ¿Un día? ¿Media hora?, o quizás varios meses?, pero ofreciendo una comida que no te comerías ni tú mismo, porque el primero que no se alimenta de forma saludable es el progenitor.

Los niños tienen que aprender a comer desde que nacen y eso empieza con el embarazo, pues muchas embarazadas no comen de forma variada y no se transportan suficientes nutrientes al feto, después cuando los bebes nacen, la alimentación de la madre también se trasfiere por la leche materna al bebe, cambiando el sabor de la misma y trasladando esos sabores, que irá acostumbrando su paladar a los diferentes gustos. Y por último ese cambio de la leche a la comida con esos purés tan malos que se les hacen a los niños que tienen siempre los mismos sabores y que no tienen ni una pizca de originalidad. Qué hay de malo hacer un estofado tradicional, sin añadirle sal y luego pasarlo por la trituradora, el puré que resulte de ese estofado estará buenísimo y el bebe se acostumbrara a todos los sabores, y si tiene unos corazones de alcachofa mejor, ¿que tienen de malo las alcachofas?, ¿que no son comida de niños?, ¿quién lo piensa, una madre que no le gustan las alcachofas? El problema no lo tienen los niños lo tienen los padres que no han educado su paladar y no saben comer, y cómo va a alimentar un padre a su hijo si él tampoco se alimenta bien.

La pregunta correcta es ¿te alimentas o te nutres? Alimentarse es la acción de ingerir alimentos con el fin de sobrevivir un día más sin sufrir inanición, por el contrario nutrirse es la acción de ingerir alimentos para asimilar la cantidad necesaria de nutrientes para conservar nuestra salud. Con una acción sobrevives, con la otra perduras de forma saludable. El concepto se equivoca constantemente y nos estamos infringiendo constantemente un daño irreversible.

Además los niños en especial deben alimentarse correctamente desde su concepción, pues es cuando según el Doctor Ordovas, la metilación de los genes (su expresión o no) pueden tener lugar para posteriormente expresarse en su edad adulta como enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes y otras, nos comenta que “el mecanismo molecular por el que el ambiente de la madre (en gestación), en su sentido más amplio, puede modificar el riesgo de enfermedades que el recién nacido experimente décadas más tarde”.

Ni que decir tiene que los siguientes años la alimentación sigue siendo el pilar fundamental para que el niño crezca de forma adecuada con la aportación de todos los nutrientes necesarios en su dieta, por lo que una alimentación basada en harinas blancas (pan, pasta, pizza, galletas, etc.) o arroz blanco, exceso de azucares, refrescos, proteína animal y grasas saturadas (bollería, pan de molde, salchichas, embutidos, etc.) no es lo más adecuado pues solamente ingieren hidratos de carbono huecos de nutrientes (las harinas blancas procesadas se han quedado sin los nutrientes del salvado, igual que el arroz blanco) además de la cantidad de azúcar desorbitada que tienen los cereales del desayuno, los refrescos, los cacaos de desayuno, las cremas de chocolate y hasta los tomates fritos industriales, podemos además sumar la cantidad de grasa saturada que tienen los embutidos, salchichas, por no decir la grasa que se le añade a los cereales del desayuno, bollería, galletas, y demás productos que se encuentran relacionados con la alimentación infantil. Con todo ello solo les estamos dando el peor tipo de comida que les podemos dar, sin adentrarnos además en el suplemento de “chuches”, galletas rellenas de chocolate, chocolate, y demás snacks que se les dan a los niños entre horas, para merendar o desayunar, con la escusa de que “es lo único que comen”

Lo más grave es ver que esos mismos padres se vuelven locos por las chuches, las galletas de chocolate y por todo tipo de dulces, y confiesan que se las comerían todas si pudieran. Seguimos con un problema muy grave, no hay padres con buenos hábitos nutricionales y por lo tanto no hay hijos que puedan aprender a comer adecuadamente.

La sociedad necesita educación nutricional y hasta que este concepto no esté bien arraigado, seguiremos avanzando hacia el abismo de la desnutrición de niños y adultos obesos.

Seguiremos informando sobre hábitos saludables

Beatrice Dellaflor. Coach nutricional, directora del proyecto NUTRICOOKPLAN.

No te lo pierdas, suscríbete a nuestro blog en info@nutricookplan.com y te informaremos de todo!!

Síguenos en redes sociales

Facebook, Twitter e Instagram

@nutricookplan

Bienvenidos

Bienvenidos al Proyecto NUTRICOOKPLAN

Queremos acompañarte en el diseño de un entrenamiento personalizado para que puedas mejorar tu alimentación día a día sin tener que pasar por dietas que solo hagan que tu organismo se desestabilice. Una buena alimentación mantenida en el tiempo acompañada de ejercicio físico constante y de unos hábitos de vida saludables son los que van a conseguir que tu salud no se resienta y que te sientas con energía para afrontar cada día una nueva jornada.

Si piensas que es el momento de mejorar tu alimentación pues sientes que esta afectando a tu salud, este es el lugar acertado para conseguirlo. Contamos con la participación de grandes profesionales que te ayudaran a revisar todas las áreas de tu salud donde puede estar incidiendo tu alimentación, de forma que de manera progresiva y constante puedas modificar esos hábitos poco adecuados y sustituirlos por unos nuevos que mejoren tu estado físico y mental

La alimentación no solo afecta a nuestro estado físico, sino también afecta a nuestro estado anímico, pues nuestro organismo es un todo que no puede disociar cuerpo de mente, cuando el cuerpo no funciona de manera optima, nuestra mente tampoco, el cerebro es otro órgano del cuerpo y se encuentra afectado y conectado al resto de los procesos vitales, por ello cada día mas estudios nos muestran que las enfermedades neuro-degenerativas están fuertemente vinculadas a nuestra alimentación. Cuerpo y mente son todo uno, si sufre tu cuerpo sufre tu mente y viceversa.

Cuenta con nosotros y con todos los profesionales que participan en nuestro proyecto para mejorar tu salud de forma equilibrada, fortaleciendo tus avances con resultados duraderos. Estaremos encantados de que cuentes con nosotros en la mejora de tu salud.